Segundo día: Circuito corto de los templos de Angkor

En nuestro segundo día visitando estos increíbles templos, decidimos ir a ver el amanecer a Angkor Wat, para luego seguir con el que se conoce como el circuito corto de los templos de Angkor.

Cómo bien te contamos en el post de Guía para organizar tu visita a los templos de Angkor este día nos resultó bastante más duro y agotador que el anterior, donde si volviéramos de nuevo, habríamos añadido alguno de los templos de este segundo día para el primero y de esa manera nos habrían quedado un poco más compensadas las visitas. Aún así, a pesar de acabar agotados, pudimos aprovechar este intenso día!!!!

Amanecer en Angkor Wat, el emblema de Camboya

Nuestro alarma sonó a las 04.30 de la madrugada. Habíamos quedado a las 5.00 a.m. con nuestro conductor del tuk-tuk en la puerta del hotel, puesto que teníamos media hora hasta Angkor Wat y amanecía a las 06.00 de la mañana.

Una vez llegamos, tuvimos dudas de dónde colocarnos, ya que antes de cruzar la pasarela que te da acceso al templo, vimos que había bastante gente sentada y pensamos que igual era ahí la zona desde la que veríamos bien el templo (y créenos que con lo oscuro que estaba todo, no nos aclarábamos un pimiento jajaja).

Amanecer en Angkor Wat

Pues NOOO, NO TE QUEDES AHÍ! y cruza la pasarela que hay entre el humedal. De todas maneras, verás a muuuuuchaaa gente yendo en la misma dirección, así que no habrá más dudas. Bueno sí, una vez llegues al impresionante templo, tendrás que buscar cuál es la posición desde donde mejor verás el amanecer xD.

Nosotros lo hicimos desde la biblioteca sur, al estar elevada es un buen sitio para ver el amanecer tranquilamente.

Tenemos que decir que es precioso tener tal maravilla ante nuestros ojos y verlo justo cuando amanece es una pasada. Aunque siempre hay un pero, y en este caso es la gran cantidad de turistas que al igual que tú quieren disfrutar de semejante monumento y le quita algo de encanto al momento.

Fachada Angkor Wat

En el resto de templos durante nuestros 3 días, apenas encontramos gente, los pudimos ver con total tranquilidad, sin aglomeraciones, ni multitudes, pero ya se sabe que cuando algo tiene mucha fama…

Angkor Wat se conoce no solo por ser el mejor templo de todo el recinto de Angkor, si no porque disfrutar de las vistas que ofrece mientras el sol sale es realmente increíble. Así que vayas cuando vayas, habrá gente, pero también consideramos que es algo que no debes dejar de hacer, aunque vengas tan sólo un día.

Angkor Wat desde las bibliotecas

Una vez disfrutes del amanecer, quedará explorar todo el templo y…hay para un rato!! xD

El templo principal cuenta con las 5 torres más conocidas y características de todo el parque arqueológico. Se encuentra rodeado de un extenso foso por el que te perderás durante al menos 2 horas….porque aconsejamos dedicar ese tiempo como mínimo.

También te recomendamos que calcules bien los tiempos para llegar a ver el amanecer y no perdértelo.

Patio de Bakan en Angkor Wat
Torre Bakan Angkor Wat

Si puedes subir a Bakan, que es el templo central, también visualizarás unas preciosas vistas desde lo alto. Hay que hacer una pequeña fila para poder verlo y te van dejando subir según la cantidad de personas que hay.

Una vez salimos de Angkor Wat, hicimos un importante parón para desayunar y nos comimos con buena gana lo que nos habían preparado en unas bolsitas en el hotel. Zumos, plátanos, piña y mango, tostadas, huevos, bacon, croissants, mermelada y mantequilla… De los mejores desayunos para llevar que nos han dado.

Con la pilas recargadas, nos dirigimos a las 8.00 de la mañana a la zona de Angkor Central Thom, la antigua ciudad que recoge varios templos importantes.

Templos de la ciudad de Angkor Thom

Angkor Thom, la gran capital del imperio Jemer a partir del siglo XII. Fue construida sobre las ruinas de una antigua ciudad que quedó destruida tras la invasión de otro de los imperios más importantes de la época, el Champa. De este último apenas quedan vestigios, pero todavía se pueden ver restos de su cultura en las ruinas de My Son, en la vecina Vietnam.

En el interior de sus muros y en una extensión de aproximadamente nueve kilómetros cuadrados, se esconden algunos de los templos más importantes de Angkor.

South Gate, la puerta más famosa de Angkor

Para entrar a Angkor Thom, encontrarás 4 entradas distribuidas según los puntos cardinales, pero la puerta sur es la más conocida y visitada de las cuatro. En verdad, una vez salimos de Angkor Wat, pasamos por esta puerta para entrar a los templos que se encuentran dentro de Angkor Thom, pero la encontramos abarrotada de gente (eran las 8.30 de la mañana).

South Gate en Angkor Thom

Como nos quedamos con la “espinita”, una vez terminamos de ver todos los templos del día, le pedimos a Sothol que nos llevará de nuevo a la puerta Sur para poder disfrutarla mejor. Y fue un acierto.

Bayon: El templo de las caras sonrientes

Está situado en el centro de Angkor Thom, nosotros lo visitamos por la mañana, pero también es una buena opción venir a verlo al atardecer.

Templo Bayon Circuito Corto de Angkor

Visto desde lo lejos, es alucinante. Este fue uno de los templos que más nos gustaron del día, junto con Angkor Wat. Está construido en tres niveles y sus estrechos pasillos y escaleras hacen que tengas la sensación de estar en un laberinto.

Caras del templo Bayon

Es principalmente conocido por las 54 torres de aspecto gótico y sus más de 200 misteriosas caras sonrientes que se encuentran grabadas en ellas.

Visita al templo Bayon de Angkor

En Bayon también encontrarás bastante gente, aunque no tanta como en Angkor Wat.

Baphuon, la piramide de Angkor

Este templo está dedicado al dios hindú Shiva. Compuesto por un gran templo en forma de pirámide, ha sido recientemente restaurado, ya que gran parte de él fue derrumbado a principios del siglo XX.

Templo Baphuon del circuito corto de Angkor

El templo se encuentra más escondido que Bayon. Para llegar a él tendrás que atravesar una pasarela elevada de varios metros de largo.

Pasarela del templo Baphuon

Baphuon y Bayon son los templos más importantes de la antigua ciudad Angkor Thom. Nosotros les dedicamos un par de horas.

Phimeanakas, el templo celestial

Siguiendo el camino señalizado que deja atrás al templo de Baphuon, se puede llegar andando hasta el templo Phimeanakas. Este templo que formaba parte del complejo real, llama la atención por el color y su forma piramidal.

Templo Phimeanakas del circuito corto de Angkor

Cuando lo visitamos nosotros no se podía acceder a él, así que aquí apenas estuvimos tiempo y solo lo vimos desde fuera.

Terraza de los elefantes y del Rey Leproso

Tras ver el anterior templo, continuamos por el camino señalizado hasta llegar a esta enorme explanada, que era usada para ver las ceremonias públicas del rey.

También llegamos andando hasta Prasat Suor Prat, un conjunto de 12 torres que se encuentran situadas enfrente de la terraza de los elefantes y del rey leproso, construidas de piedra arenisca principalmente. La zona donde se encontraban y las propias torres tenían un cierto “aire descuidado”.

Sobre las 11.00 h fuimos en busca de nuestro amigo Sothol, con el que habíamos quedado justo donde finaliza la terraza de los elefantes y del rey leproso para continuar nuestro tour por el circuito corto de Angkor.

Resto de templos del circuito corto de Angkor

Tras ver el amanecer en Angkor Wat y recorrer la antigua ciudad de Angkor, son muchos los templos del circuito corto de Angkor que aun nos quedan por descubrir. Así que ¡Vamos a ello!

Abandonamos Angkor Thom por la Puerta de la Victoria (Puerta este), muy similar a famosa puerta sur. Según cuenta la historia, era esta puerta que atravesaba el ejército jemer tras lograr la victoria.

Thommanom y Chau Say Thevoda, los templos gemelos

Un poco más adelante se encuentran estos dos pequeños templos, situados uno enfrente del otro. Son muy similares, de ahí que se los denomine como los templos gemelos.

Si necesitas ajustar tu visita al máximo, pueden ser prescindibles. Pero en realidad se ven en poco tiempo y no suelen parar muchos turistas, así que se disfrutan bastante. Tu decides. 🙂

Ta Keo, un templo por finalizar

Aquí casi morimos jajajaja! El calor a esas horas empezaba a resultar muy sofocante, el cansancio comenzaba a asomar por nuestros cuerpos (llevando desde las 4.30 de la mañana despiertos, nos parecía que eran las 2 de la tarde xD) y cuando vimos los escalones que había para subir…casi nos da algo jajajaja!

Templo Ta Keo del circuito corto de Angkor

Aunque no resultó fácil y tuvimos que ayudarnos de las manos en varias ocasiones, subimos. 😉

El acceso a la parte alta del templo no está acondicionado, por lo que a personas con problemas de movilidad les puede resultar complicado subir.

La construcción del templo fue paralizada tras la muerte del monarca que había ordenado su edificación y así ha llegado hasta nuestra época. Debido a esto, los detalles de Ta Keo en sus paredes y torres son mínimos comparado con otros templos.

Ta Prohm, el templo de las raíces

Ta Prohm es uno de los templos más visitados de Angkor. Famoso por ser el templo en el que se rodó la mayor parte de la película Tom Raider. Fue construido por el mismo rey que construyo el templo Preah Khan del circuito largo, lo que hace que tengan algunas similitudes entre ellos.

Templo Ta Prohm del circuito corto de Angkor

Se construyo en el siglo XII y fue abandonado, como el resto de los templos, tras caer el imperio Jemer. Desde entonces, la naturaleza se ha ido fusionando con el templo, lo que le da un aspecto mágico.

Ruinas del templo Ta Prohm
Arbol templo Ta Prohm

Las raíces y árboles que asoman entre los patios, torres y templos, lo hacen único. De hecho, hay algunas partes del templo a las que no se puede acceder porque se han derrumbado y otras muchas están apuntaladas.

La mejor manera de disfrutar del templo Ta Prohm es perdiéndose por él. Disfrutando con calma de cada detalle y de la naturaleza. Por ello, creemos que es necesario dedicarle al menos 1 hora.

Banteay Kdei y Srah Srang, tranquilidad en Angkor

Este templo se encuentra cerca de Ta Prohm, pero a diferencia de este, encontramos bastante menos gente.

Templo Banteay Kdei del circuito corto de Angkor

Aunque no es de los mejor conservados debido en parte a los materiales con los que se construyó, es como un oasis de tranquilidad entre los templos de Angkor 🙂

Entrada al templo Banteay Kdei

Justo enfrente del templo Banteay Kdei, saliendo por la puerta sur, se encuentra el lago Srah Srang. Genial para darse un buen respiro después de tanto templo si eres capaz de encontrar alguna sombra. xD

Prasat Kravan, nuestra decepción

Siendo sinceros y después de todo lo que habíamos visto durante el recorrido por el circuito corto de Angkor, no nos dijo nada.

Nos dio la sensación de ser muy diferente al resto de los templos, debido al ladrillo tan rojizo y la restauración realizada hace algunos años añadiendo ladrillos nuevos. Este sí que nos parece prescindible.

Como puedes ver, fue un día de lo más completo e intenso. Da tiempo de verlos todos, pero tenemos que reconocer que el cansancio en los últimos templos, hizo que no lo disfrutáramos 100%, por eso te aconsejamos dividir las visitas. 👉 aquí te damos varias ideas de rutas 😉

Una vez acabamos de ver todos los templos incluidos en el circuito corto de Angkor, decidimos ir a comer de nuevo al hotel, ya que el día anterior nos habíamos quedado encantados con la comida, nos dimos un refrescante baño y descansamos, sin ir a ver ningún templo mas al atardecer, ya nos valía xD

Te contamos el resto de nuestra visita a los templos de Angkor en los siguientes post:

Primer día en los templos de Angkor: Recorrido Largo

Tercer día: Templos en los alrededores de Angkor

Cómo organizar tu visita a los templos de Angkor

Deja un comentario