Ruta para visitar Milán en un día, los imprescindibles

Puede parecer que ver Milán en un día es imposible pero no lo es, y la ruta que te contamos en este post es un buen ejemplo de ello 😀. Evidentemente no vas a ver todos los lugares que ofrece la ciudad, pero sí que vas a poder visitar los más importantes.

El Duomo durante la ruta por Milán en un día
Visita al Duomo durante la ruta por Milán en un día

También existe la idea de que no merece la pena visitar esta ciudad y para nada es así. Si bien no es tan bonita como muchas otras ciudades de Italia, sí que tiene suficientes motivos como para dedicarle uno o dos días.

¡Así que si tienes la oportunidad, no la desaproveches!

Mañana de la ruta por Milán en un día

Comenzamos esta ruta de Milán en un día en la Piazza del Duomo en la que se encuentra el edificio más conocido de la ciudad, su catedral ⛪.

El Duomo, el imprescindible de Milán en un día

El Duomo es el edificio más impresionante que vas a ver en Milán. De estilo gótico comenzó a construirse en el año 1386 y si la obra de la Sagrada Familia te parece eterna, acabar el Duomo llevó más de cinco siglos, ahí queda eso 🤣.

Duomo de Milán, imprescindible en la ruta por Milán en un día

Esta catedral se encuentra entre las más grandes del mundo y destaca por su preciosa fachada blanca llena de detalles. La entrada más completa cuesta 20€ y te va a permitir conocer en profundidad el Duomo.

La impresionante terraza del Duomo

Después de subir cientos de escalones hasta su azotea, vas a poder observar mucho mejor los detalles que se intuyen en ella desde la plaza y deleitarte con unas fantásticas vistas de la ciudad de Milán 🤩.

Plaza del Duomo, punto de inicio de la ruta por Milán en un día

Tambien puedes visitar el interior de la catedral de Milán, con sus enormes columnas, y el área arqueológica en el que verás las ruinas de los edificios que ocupaban el lugar antes del Duomo.

Si hay un lugar en el que gastar dinero en la entrada durante en este recorrido por Milán en un día es aquí.

Además de todo lo anterior, la entrada permite visitar el museo del Duomo, que se encuentra en el Palacio Real, y la Iglesia de San Gottardo, ambos edificios muy cercanos a la catedral. También te recomendamos que te acerques a la pequeña Piazza dei Mercanti.

Galeria Vittorio Emanuele II y Scala de Milán

En la misma Plaza del Duomo encontramos la Galeria Vittorio Emanuele II, un ejemplo de las galerías comerciales que se popularizaron en las ciudades europeas durante el siglo XIX. Comenzó a construirse en 1865 y llevó doce años finalizar la obra.

Exterior de la Galeria Vittorio Emanuele II

La belleza de todo el edificio es indiscutible pero, si algo destaca de ella, es su enorme bóveda de hierro y cristal. Bajo ella podemos ver cuatro mosaicos, cada uno de ellos representa a un continente (Oceanía se quedó sin hueco 😅).

Interior de la Galeria Vittorio Emanuele II

En su interior vas a encontrar tiendas de algunas de las marcas de moda más importantes y caras 🤑. También algunos restaurantes y cafeterías bastante exclusivos y con mucha historia.

Desde la galería salimos a la pequeña Piazza della Scala, en la que se encuentra otro de los edificios con más nombre de la ciudad, la Scala de Milán.

Edificio de la Scala de Milán

Este famoso teatro ha sido el lugar en el que se han estrenado algunas de las operas más importantes de la historia. Algo sorprendente es que todas las obras deben de terminar antes de las doce de la noche 😮.

Primera parte de la ruta de Milán en un día completada. Es hora de reponer fuerzas, te aconsejamos el barrio de Brera para comer algo 🍕, se encuentra a medio camino entre el Duomo y el Castello Sforzesco, primera parada de la tarde.

Tarde de la ruta por Milán en un día

Después de comer y descansar un rato, vamos a visitar otro de los edificios más reconocibles de la ciudad, el Castello Sforzesco. Sin duda otro de los lugares que no pueden faltar en cualquier visita a Milán en un día.

Castello Sforzesco, Parque Sempione y Arco del Triunfo

Lo construcción del bonito Castello Sforzesco comenzó en el año 1450, sobre las ruinas de un castillo anterior. Fue llevada a cabo por la Familia Sforza, de ahí su nombre.

Muralla y Torre del Filarete, puerta principal del Castello Sforzesco

El castillo destaca por el color rojizo de sus murallas, propio de las edificaciones en la zona durante esa época y que se ha mantenido pese a las reconstrucciones sufridas. El elemento más representativo es la Torre del Filarete, que es además la puerta principal de acceso al interior del castillo.

Interior del Castello Sforzesco durante la ruta por Milán en un día

La entrada al castillo es gratuita, te recomendamos pasear por el Patio de Armas y por el Patio de la Roqueta. Si quieres visitar a alguno de los museos y exposiciones que hay en su interior si que tendrás que pagar la correspondiente entrada.

Parque Sempione y Arco del Triunfo

En función de como vayas de cansancio y como lleves la ruta, puedes descansar un poco en el césped del Parque Sempione, el más importante de la ciudad de Milán. Al fondo se encuentra el Arco del Triunfo, al que se llega en un agradable paseo por el parque de 10-15 minutos desde el Castello Sforzesco.

Recorrido por las Iglesias de Milán

Desde la zona del Castelo de Sforzesco nos dirigiremos a visitar las tres iglesias más famosas de Milán, después del Duomo claro. Entre cada una de estas paradas hay aproximadamente un recorrido de 10 minutos a pie.

La primera con la que nos encontraremos en nuestro camino es la Iglesia de Santa Maria Delle Grazie y su monasterio. Fue mandada construir por el duque Francisco Sforza en el siglo XV y sin duda, lo que más llama la atención de ella es su preciosa cúpula.

Iglesia de Santa Maria Delle Grazie

Si por algo es famosa esta iglesia es porque el refectorio del monasterio alberga una de las obras más famosas de la historia de la humanidad, La última cena de Leonardo da Vinci.

Si tu idea es ver esta pintura, tendrás que organizar la ruta por Milán en un día en función del horario en el que tengas la visita. Son bastante estrictos con los horarios y tienes que estar ahí un poco antes. Además, es necesario sacar las entradas con muchísima antelación, de hecho nosotros las miramos más de un mes antes y ya no quedaban.

Puedes comprar las entradas en la página oficial, en la que además encontrarás toda la información importante.

Continuamos hacia la Basílica de San Ambrosio, quizás su aspecto exterior no te diga mucho, pero se trata de una de las iglesias más antiguas de la ciudad. Fue mandada construir por San Ambrosio cuando era obispo de la ciudad en el siglo IV.

Basílica San Ambrosio

Algunas partes de la Basílica fueron reconstruidas o ampliadas hasta que en el siglo XI obtuvo el aspecto que tiene hoy en día. No te quedes en el exterior y entra a su atrio porticado. Justo al lado se encuentra el Templo de la Victoria, es la cúpula blanca que puedes ver en la foto.

La última de las iglesias es la Basílica de San Lorenzo, también se encuentra entre las más antiguas de la ciudad, es del siglo IV. Tuvo que ser reconstruida en gran medida debido a varios incendios que sufrió, pero aún conserva algún elemento de sus orígenes.

Basílica San Lorenzo

Si quieres ver esta iglesia desde otro punto de vista y hacerte una idea de sus verdaderas dimensiones, te aconsejamos que la rodees y la veas desde la parte de detrás. La estatua que puedes ver en la foto es del primer emperador romano que autorizó el cristianismo, Constantino.

Columnas de San Lorenzo

En frente de ella se encuentran las 16 Columnas de San Lorenzo, uno de los pocos monumentos que quedan en la ciudad de la época Romana, cuando Milán era Mediolanum, capital del Imperio Romano de Occidente.

Navigli, punto y final de la ruta por Milán de un día

No se nos ocurre una mejor forma de acabar esta ruta por Milán en un día que hacerlo en el barrio de Navigli 😍. Tras ver toda la parte monumental de la ciudad, esta zona es perfecta para relajarte.

Desde las Columnas de San Lorenzo bajamos caminando hacia la Puerta Ticinese, que aunque pueda parecer muy antigua, se trata de una de las puertas de la muralla que los españoles construyeron durante la ocupación de la ciudad en el S. XVI.

Calle de bajada a Puerta Ticinese

Una vez en ella, a la derecha veremos ya el barrio de Navigli y sus dos canales. Se construyeron con la intención de facilitar el transporte de mercancías y en su renovación intervino el mismísimo Leonardo da Vinci.

Barrio de Navigli durante la ruta por Milán en un día

Hoy en día es una de las zonas con más ambiente de la ciudad, con música en sus calles y multitud de terrazas. Te recomendamos que te sientes en una de ellas a disfrutar del atardecer mientras pruebas uno de los cocteles más típicos del norte de Italia, el aperol spritz.

Mapa de la ruta por Milán en un día

¿Qué más puedes hacer en la ciudad de Milán?

Ver una ciudad como Milán en un día obliga a tener que seleccionar bien los lugares que se quieren visitar. Esta es la ruta que nosotros te recomendamos en función de aquello que consideramos más importante.

Pero puede ser que tú tengas otros gustos o inquietudes como que te encante la moda o quieras visitar alguno de sus numerosos museos. Así que te dejamos este post con las cosas que vas a poder ver en Milán.

También es importante que tengas en cuenta que no es lo mismo visitar la ciudad en primavera/verano, como lo hicimos nosotros, o en invierno. En esta estación te recomendaríamos cambiar la visita al barrio de Navigli al medio día y aprovechar para comer en esa zona.

Creemos que lo mejor es ver Milán en dos días, para poder hacerlo más en profundidad y con más calma, aunque como ves, es perfectamente posible adaptar la ruta a un solo día.

Si tienes más de dos días, te recomendaríamos que visites algún lugar cercano a Milán, como pueden ser la ciudad de Turín o el Lago di Como, haciendo una excursión de un día.

Cuenta de Instagram Viajandoalaluna

¿Quieres estar al tanto de nuestras publicaciones? Síguenos en Instagram:

Deja un comentario

Responsable: Viajandoalaluna
Legitimación: Tu consentimiento. No se notificaran datos a terceros.
Fin del Tratamiento: Controlar spam y gestionar los comentarios