TAM THANH, EL PUEBLO DE LOS MURALES EN VIETNAM

Tam Thanh es un pequeño pueblo de pescadores que se encuentra en la provincia de Quang Nam y que es conocido por sus preciosos murales.

Nosotros cuando fuimos, encontramos un pueblo donde todavía no ha llegado el turismo de manera masiva, apenas nos cruzamos con gente, algo que aún le da más encanto si cabe. Aunque es cierto que nuestra visita a Tam Thanh coincidió con la época en la que no hace muy buen tiempo en esa zona de Vietnam, así que quizá pudo influir en que casi no hubiera turistas.

Supimos de la existencia de estos murales, gracias a que habíamos leído sobre ellos en un blog inglés mientras preparábamos el viaje y porque se los habían nombrado a un amigo que había viajado a Vietnam un poco antes. Así que no dudamos en ir.

¿Cómo llegar al pueblo de los murales desde Hoi An?

Lo mejor es acercarte a ver estos murales desde Hoi An, que se encuentra a unos 45 km de Tam Thanh. Es una escapada perfecta para un día o para una mañana/tarde.

Cuando miramos la forma de ir hasta ahí, no encontramos mucha información, en Hoi An no vimos que la ofertaran como las ruinas de My Son por ejemplo. La excursión si que estaba en Civitatis, pero decidimos coger la moto y acercarnos por nuestra cuenta.

La carretera que baja por la costa hasta Tam Thanh está en buen estado, aunque hay que tener cuidado con algún bache. Es muy tranquila, casi no encontrámos tráfico en ella. Nos costó más o menos 1 hora llegar hasta ahí.

Los murales de Tam Thanh

Los murales se pintaron en el año 2016, aunque verás que algunos están un poco deteriorados, pero siguen teniendo el mismo encanto ¿No crees? 😊

Los puedes encontrar a lo largo de todo el pueblo, no están en una zona concreta, esa es la gracia, perderse mientras los buscas 😅

En cuanto a la temática de los murales, algunos reflejan la estrecha relación entre el mar, la pesca y el pueblo. También encontrarás retratos de gente que seguramente viva en esas casas, incluso otros que se dejan llevar por la fantasía.

Verás que unos ocupan fachadas enteras, mientras que otros más pequeños se encuentran en los muros de las casas.

Una de las cosas que más nos gustó, fue la autenticidad y simpatía de la gente de Tam Thanh. Los niños que salían de la escuela te saludaban siempre con una sonrisa mientras volvían a casa.

La gente te invitaba a ver algunos murales que se encontraban dentro de sus casas y si te veían algo perdido y aunque no supieran mucho inglés, trataban de indicarte para que los vieras.

También hay alguna “cosilla” negativa, ya que el pueblo en sí no está muy cuidado 😓 Hay algunas zonas que están un poco abandonadas… y por desgracia, cómo sucede en otras zonas del país, encontramos bastante basura tanto en la playa como en el interior del pueblo.

Quizás en la temporada de más turismo esto cambie, pero fue lo que encontramos.

¡De todas formas, para nosotros, lo positivo supera con creces a lo negativo! Si puedes, no dudes en acercarte 😊

Deja un comentario